Dale más vida al planeta

Además de darle sabor a tus platos, los Aceites de Oliva europeos le dan más vida al planeta, contribuyendo a hacer del mundo un lugar más sostenible, desde el lugar del que proceden; ¿sabías que el olivar español, es el bosque humanizado más grande del planeta? Un inmenso mar de olivos formado por más de 340 millones de árboles (sí, sí, has leído bien, ¡más de 340 millones!) que nos ayudan a luchar contra el cambio climático, absorbiendo grandes cantidades de gases de efecto invernadero, como así lo afirman los estudios científicos.

En concreto, el Consejo Oleícola Internacional desveló en la Cumbre del Clima de Marrakech, unos datos espectaculares. El ciclo de vida de un litro de aceite de oliva, desde que se produce hasta que se consume, genera una media de 1,5 kilos de CO2. Pero al mismo tiempo, el olivar es capaz de llegar a fijar hasta 11,5 kilos de CO2 por cada kilo de aceite producido, generando un balance positivo de fijación de 10 kilos de gases de efecto invernadero.

También hay que tener en cuenta que, además, la fijación de carbono tiene un efecto positivo sobre la capacidad del terreno para almacenar agua, ayudando así a combatir la desertificación, uno de los grandes retos del futuro.

Todo un ejemplo del papel que juega el sector de los Aceites de Oliva de España, para preservar el medio ambiente, y luchar por un mañana más verde.

Además, España encabeza la producción de Aceite de Oliva ecológico mundial, con unas 197.000 hectáreas dedicadas a este tipo de cultivo. Una muestra más del compromiso del sector del Aceite de Oliva español con la sostenibilidad.